close
Internacional

Luces en el cielo, durante el terremoto en México ¿Qué Son?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Guatemala, 8 de Septiembre (Nuevo Mundo).- Un sismo de 7.7 en la escala de Richter sacudió a Guatemala la noche de ayer, este fue sensible en 17 departamentos y causando estragos en 3 de ellos.

Pero el movimiento telúrico que Guatemala recordará como uno de los temblores más largos (1 Min. y 30 segundos), en México fue registrado como un terrible Terremoto de magnitud 8.2, calificado por los medios locales de ese país como el mayor en 100 años, dejando un saldo de 32 fallecidos y varios desaparecidos.

Sin embargo, varias fueron las reacciones de los mexicanos ante esta calamidad, una de ellas, los innumerables vídeos subidos a redes sociales, que los afectados por el terremoto captaron mientras sucedía el fuerte sismo.

Estos no captaron los postes moviéndose, ni las lámpara cayendo de los techos, tampoco fueron relámpagos de colores, ni cables eléctricos que chocaron entre sí, ni mucho menos OVNIS; lo que las cámaras grabaron fueron luces y destellos en el cielo, llamadas popularmente “Luces de Terremoto”.

Según la publicación de la página Verne, de El País, en México; en la entrevista realizada por teléfono al científico, Miguel Ángel Rodríguez, titular del Instituto Geológico y minero de España, el erudito explica que se tienen registros de estas luces desde hace siglos, mucho antes que existiera luz eléctrica, y hay testimonios de su presencia en cualquier lugar del planeta donde ocurre un terremoto. Agrega que son conocidas como -EQL- , del inglés Luces de terremoto.

La gama de colores que puede verse en el cielo, según los registros históricos, suele englobar los tonos blancos, azules y violetas, los mismos que los de las corrientes eléctricas.

Crónicas de Japón, año 1257

Las crónicas japonesas describen efectos luminosos durante los terremotos. En el año 869 D.C. en Mutu, al Norte del Japón, historiadores relatan que durante un terremoto se vio recorrer en el cielo, una luz de intensidad fluctuante. En el terremoto de Kamamura del año 1257, se observaron flamas azules, que emergían de las fisuras abiertas en el terreno y luego se arrastraban por el suelo.

También se mencionan objetos luminosos voladores en el terremoto de Yedo (Tokio), durante el invierno del año 1672. Se vio volar una bola de fuego, parecida a una linterna de papel, en el cielo, hacia el Este.  Y en el sismo de Tosa del año 1689, se vieron numerosas bolas de fuego, en forma de ruedas, volando en todas direcciones.

“Cabe destacar que no son aparecimientos místicos y tampoco revelaciones divinas”

Según investigadores de la Universidad Rutgers de los Estados Unidos, estos destellos lumínicos se producen debido a que los deslizamientos del suelo cerca de las fallas geológicas de la Tierra podrían generar una carga eléctrica.

Si bien las rocas son aislantes, se ha demostrado en experimentos de laboratorio que éstas son buenas conductoras de electricidad en su superficie. Este fenómeno fue descubierto por el físico mineralogista Friedemann Freund. Él se dio cuenta de que los granos minerales en las rocas están llenos de imperfecciones, pues presentan átomos de oxígeno en estados imperfectamente ionizados, con lo cual se formaron los llamados hoyos-p, los cuales llevan una carga similar a la de un electrón, pero opuesta, es decir, no negativa, sino positiva.

En palabras simples, es el color y la forma que toma la energía que producen durante la fricción de las fallas geológicas.

 

 

 

Comments

comments