close

Salud

FarándulaSalud

Pamela Anderson lanza una cruzada contra la pornografía

image57c997e3af8a00.14896303

Pamela Anderson arremetió contra la pornografía, y sus críticas no fueron muy bien recibidas por algunos.

La exmodelo de Playboy, y estrella involuntaria de la pornografía (con aquel famoso video sexual robado con su ahora exmarido Tommy Lee), escribió con el rabino Shmuley Boteach un artículo de opinión en el Wall Street Journal sobre los peligros de la pornografía.

El artículo, titulado “Take the Pledge: No More Indulging Porn”(algo así como: “Unanse a la promesa: no complacerse más con la pornografía), se publicó a cuento del nuevo escándalo de ‘sexting’ que involucra al ex legislador Anthony Weiner.

“Desde nuestras respectivas posiciones, como rabino-consejero y exmodelo de Playboy y actriz, hemos advertido con frecuencia sobre los efectos corrosivos de la pornografía en el alma de un hombre y en su capacidad de funcionar como marido y, por extensión, como padre”, escribieron. “Esto es un peligro público de gravedad sin precedentes, considerando la gran disponibilidad de la pornografía, y lo fácil que es acceder a ella anónimamente y diseminarla”.

¿Estás de acuerdo con Pamela Anderson en que debe acabarse con la pornografía?

El artículo comparte algunos datos sobre los niveles de consumo de pornografía según la Asociación Estadounidense de Psicología, e insta a “un cambio de época en nuestras vidas públicas y privadas. Llamémoslo ‘revolución sensual”.

“En pocas palabras, debemos educarnos a nosotros y a nuestros hijos para entender que la pornografía es de perdedores – una válvula de escape aburrida, inútil y sin salida para los que son demasiado perezosos como para aprovechar los grandes beneficios de una sexualidad saludable”, concluye el texto.

El artículo recibió críticas.

“El artículo de opinión de Pamela Anderson pidiendo a la gente que no vea porno es tan ridículo que no sé ni por dónde empezar (incluyendo la afirmación de que sólo los hombres se interesan por la pornografía y la consumen)”, escribió Cindy Gallop, en The Independent.

“Es un ejemplo clásico de echar la culpa a la pornografía de cosas que deben achacarse a la sociedad”, agregó Gallop. “El problema no es la pornografía. El problema es la ausencia en nuestra sociedad de una sana conversación franca y honesta sobre el sexo en el mundo real”.

Por su parte, Amy Zimmerman escribió en The Daily Beast que la cruzada de Anderson “suena a moralina obsoleta de un ex ícono sexual fuera de sintonía con la realidad”.

“Pamela Anderson es un icono del sexo y la pantalla – lo que hace todavía más decepcionantes sus opiniones retrógradas y sin fundamento sobre la pornografía”, añadió.

Sin embargo, otros alabaron la postura de Anderson.

“Bien hecho, señora Anderson y rabino Boteach. Es necesario escuchar a más líderes religiosos y estrellas del mundo del espectáculo sobre estos temas”, dijo un artículo en el sitio web Catholic Herald. “Si más líderes religiosos y estrellas del espectáculo se pronunciaran sobre el tema, quizás el gobierno se vería impulsado a tomar medidas”.

Por su parte, Anderson se mostró satisfecha de unirse a la cruzada de Boteach contra la pornografía.

“Hay que hacer algo de inmediato”, escribió la actriz en su web. “Para tener una experiencia sexual sana y con amor, se necesitan intimidad y respeto. La adicción a la pornografía destruye ambas cosas. Estoy decidida a crear conciencia y proteger a las personas vulnerables a la esclavitud de la industria del sexo y las relaciones abusivas”.

Lea Más
Salud

“La fertilidad tiene fecha de caducidad”: la polémica campaña en Italia para que las mujeres se apuren a tener hijos

_91012343_italyindex

Éste y otros eslóganes como ‘Prepara una cuna para el futuro’ y ‘No esperes a la cigüeña’ fueron ideados por el ministerio de Sanidad italiano para celebrar el “Día de la Fertilidad”, el 22 de septiembre.

Sin embargo, han levantado tal polémica que en Twitter el hashtag #fertilityday se convirtió en Trending Topic. Muchos usuarios calificaron la campaña de “retrógrada” y “medieval” por presionar a las mujeres para que tengan hijos.

Un portavoz del ministerio de Sanidad italiano confirmó a BBC Mundo que modificarán la campaña tras las críticas recibidas e intentarán “mejorar la comunicación”.

Y es que hasta el primer ministro italiano, Matteo Renzi, salió a la palestra. En una entrevista radiofónica dijo que ninguno de sus amigos ha tenido hijos por ver un cartel, y que un trabajo estable y asistencia infantil son clave para aumentar la natalidad.

“Si se quiere crear una sociedad que apueste por un futuro se deben crear las condiciones estructurales, guarderías, servicios y trabajo”, afirmó.

Beatrice Lorenzin
La ministra de Salud italiana, Beatrice Lorenzin, asegura que la campaña fue malinterpretada.

Mientras la ministra italiana de Sanidad, Beatrice Lorenzin, dijo: “No pretendíamos ofender o provocar a nadie. Si el mensaje no ha sido recibido como esperábamos, entonces lo cambiaremos”. En mayo pasado había calificado la baja natalidad del país de “apocalíptica”.

“Escándalo”

Las protestas contra la campaña surgieron justo después de su lanzamiento entre quienes la consideraron sexista y retrograda.

Una mujer en Twitter se preguntaba “en qué siglo estamos viviendo” mientras otro decía: “Escándalo. Por supuesto. Todas las mujeres italianas esperan a la cigüeña, ¿no es así?”.

Pero algunos italianos compararon esta campaña con la proclama de Mussolini en los años 30 que decía que era un deber de las mujeres tener hijos.

Fertilidad bajo mínimos

En todo caso, Italia sí tiene un problema de fertilidad, con una tasa de 1,35 hijos por mujer comparado con la media de la Unión Europea de 1,6 hijos.

La población no para de envejecer. El año pasado,el país registró 488.000nacimientos, la cifra más baja desde la unificación de 1861.

En promedio, las italianas consiguen menos trabajo que sus colegas europeos y muchas afirman que son discriminadas.

El ex primer ministro Mario Monti intentó eliminar la práctica de algunas empresas de forzar a que sus trabajadores firmen una carta de renuncia sin fechar que puede utilizarse más adelante.

Los economistas afirman que muchas mujeres que después quedaron embarazadas fueron despedidas usando esta argucia.

A principios de año, la ministra de Sanidad propuso doblar los beneficios infantiles para incentivar a que las parejas tengan hijos, con el objetivo de atajar este problema.

Lea Más
DeporteSalud

¿Por qué hay ropa de hacer ejercicio que huele peor que otra?

_90987221_armpits

Cuando hacemos ejercicio optamos por distintas prendas, ya sea una camiseta holgada que tenemos hace décadas, el uniforme de fútbol de la temporada pasada o ropa deportiva de alta tecnología diseñada especialmente para la tarea en cuestión.

Pero si somos honestos, probablemente todos hemos notado que hay ciertas piezas en nuestras bolsas de deporte que siempre huelen peor que las demás. Y tal vez te has preguntado por qué.

 

Gabriel Weston

Efectivamente, se han hecho estudios comparando el mal olor de los diferentes tejidos.

Dos de dichos estudios, de la Universidad de Alberta, en Canadá, y la Universidad de Gante, en Bélgica, utilizaron analistas de olor altamente calificados para olfatear varias telas después de que hubieran sido usadas.

Ambas investigaciones llegaron a la conclusión de que el poliéster es más hediondo que las fibras naturales como el algodón o la lana.

Pero curiosamente, el culpable de esta diferencia no es únicamente nuestro sudor, porque el sudor en sí no huele.

El olor se produce cuando las bacterias que viven naturalmente en nuestra piel se alimentan de un tipo particular de sudor aceitoso que proviene de lugares como las axilas y las ingles.

Entonces, ¿a qué se debe que se adhiera un aroma más intenso a los tejidos sintéticos?

Mujer haciendo yoga

Inspirados en las investigaciones sobre tejidos existentes, hicimos un experimento para averiguar si el uso de ropa de algodón o poliéster podía afectar nuestras bacterias de la piel y, por tanto, provocar posteriormente un olor.

Un grupo de voluntarios participó en dos clases de spin de alta intensidad con camisetas de algodón 100% y 100% de poliéster.

En vísperas de las dos clases no usaron desodorante, para el deleite de sus familiares, amigos y compañeros de trabajo.

En cada clase, les limpiamos sus axilas antes y después del ejercicio, y nos quedamos con sus camisetas para analizarlas.

Cuando el profesor Andrew McBain y el Dr. Gavin Humphreys de la Universidad de Mánchester analizaron las muestras, encontraron hasta 300 tipos diferentes de bacterias que habitaban las axilas de nuestros voluntarios.

Las cepas más comunes incluyen Staphylococci, que están asociadas con el olor corporal normal, y Corynebacterium que producen olores más desagradables.

Curiosamente, aunque quizás no es sorprendente, la investigación mostró que los estafilococos tienden a ser más dominantes en las axilas femeninas, mientras quelos hombres tienden a tener más delas apestosascorinebacterias.

Hombre en lycra sudando
Las bacterias que habitan en las axilas de los hombres son distintas a las de las mujeres.

Pero cuando examinaron si los diferentes tejidos afectaban las bacterias de las axilas, nuestros expertos no encontraron diferencias significativas.

También encontraron que si bien había un montón de las malolientes corinebacterias en la piel, éstas no habían sido transferidas a ninguna de las camisetas.

Todo apunta entonces a que en realidad no son nuestras bacterias de la piellas que causan el olor de la ropa, y que tiene que haber algo en la tela sintética misma que explique por qué termina oliendo tan mal.

La Dr. Rachel McQueen, de la Universidad de Alberta, ha estudiado los textiles de algodón, merina y poliéster y piensa que una de las razones para que los olores contrasten es la diferencia en la manera en que las fibras naturales y sintéticas están compuestas y en la que se comportan.

Un ejemplo de esto es lo que les pasa con la humedad.

Las fibras naturales como el algodón absorben la humedad, incluyendo los compuestos malolientes producidos por bacterias, que quedan atrapados entrelas fibras y no pueden llegar a nuestras narices.

Las fibras sintéticas, por otra parte, no absorben la humedad.

Lo que sí hacen es atraer aceites. Esto significa que se quedan con la “mugre aceitosa” de nuestro sudor, que permanece sobre la superficie de las fibras, en espera de ser engullida por las bacterias que producen el mal olor.

Mujer en ropa de ejercicio.
La humedad no importa tanto, sino lo que la absorbe.

Los investigadores de la Universidad de Gante también hicieron un descubrimiento fascinante cuando probaron las fibras de algodón y poliéster que habían sido utilizada para realizar ejercicios.

Lo que el profesor Nico Boon, el Dr. Chris Callewaert y sus colegas encontraron fue que una bacteria particularmente maloliente llamada Micrococcus creceen abundancia en las fibras sintéticas, pero no disfruta la vida en el algodón o en la piel.

Así que la próxima vez que percibas un olor particularmente feo en la ropa de poliéster que tienes en tu bolso del gimnasio, líbrate de toda culpa: las responsables de esa falta de cortesía tan penetrante son las fibras sintéticas que proporcionan el tipo de ambiente en el que las bacterias malolientes pueden prosperar.

Lea Más
NoticiasSalud

Perdí el olfato durante el verano en el que cumplí 22 años

olfato

“Anosmia” es como se conoce a la pérdida del olfato, pero no todo el mundo lo sabe. Para mi alivio he descubierto que aun desprovisto de olor, el café es una bebida reconfortante.

Perdí el olfato durante el verano en el que cumplí 22 años. Me fastidia no tener una historia divertida, truculenta o emocionante al respecto. Sencillamente se fue.

Diría que la pérdida fue paulatina. No recuerdo el día en el que tomé conciencia de que ya no podía oler nada. Tampoco recuerdo cuándo me empecé a preocupar por ello. Los médicos no le dieron inicialmente demasiada importancia. Llevaba más de un año encadenando problemas de nariz y oído: rinitis, inflamación de la trompa de Eustaquio, vértigos, muchos catarros… Todo aquello se fue curando poco a poco, pero el olfato no volvió. Muchos años más tarde, en una consulta que no olía a nada, un médico me dijo con voz suave y sin titubear que las pruebas de imagen eran concluyentes: no había nada que hacer. El diagnóstico más probable era una anosmia de origen vírico: alguno de aquellos irrelevantes resfriados dejó inutilizado para siempre el nervio olfatorio.

Anosmia es como se conoce a la pérdida del olfato, pero no todo el mundo lo sabe, y eso que está lejos de ser un trastorno extraordinario: no hay unanimidad en las cifras, pero los estudios más serios hablan de que la padece entre el 1% y el 4% de la población. La anosmia no es el único trastorno del olfato. También existen la hiposmia y la hiperosmia, respectivamente la disminución o el aumento de esta capacidad, y quizá el más singular de todos: la fantosmia, la percepción de olores que no existen.

Estos trastornos pueden ser congénitos o, más frecuentemente, adquiridos. A veces se acompañan también de la pérdida del sentido del gusto. Las causas son múltiples. Pueden tener un origen benigno o inocuo, como en mi caso, o estar provocados por algún evento traumático, por ejemplo un accidente de coche. También, y esto es muy importante, la anosmia puede ser una señal temprana de que está por venir una enfermedad seria: muchos problemas neurológicos graves incluyen entre sus síntomas precoces el deterioro del sentido del olfato. Nunca está de más consultar a un médico.

La mayor parte estas cosas las aprendí buceando en Internet. Intentaba entender por qué el aroma del café ya no me espabilaba por las mañanas, al tiempo que olvidar el cubo de la basura abierto había dejado de ser un problema urgente.

Para algunas personas puede ser difícil imaginar la importancia del olfato en la vida cotidiana. Donde antes había un estímulo sensorial inadvertido pero constante, de pronto ya no hay nada. Es como flotar plácidamente sobre una piscina de agua tibia. Al principio resulta agradable poder despreocuparse de todo, pero al cabo de un rato produce una sensación de malestar difícil de explicar. Es siniestro. No estamos hechos para vivir permanentemente sin sentir nada.

Lo que viene a continuación puede parecer muy obvio, pero me he visto obligada a explicarlo en más de una ocasión: el olfato no sirve solo para proporcionar información sobre cómo huelen y saben las cosas. No, tampoco es un sentido poco desarrollado en los humanos, por más que nosotros no seamos capaces de rastrear una presa por el olor como hacen otras especies. De acuerdo con Carmen Agustín Pavón, profesora de la Universitat Jaume I, el olfato es uno de los sentidos más antiguos, y tiene un impacto directo en la modulación de nuestras emociones y en nuestra capacidad de evocar recuerdos. Aún más: el sistema olfatorio y el emocional comparten vías neuronales, y se sospecha que ambos podrían haber evolucionado conjuntamente. Los aromas no son percibidos como un estímulo neutral sino que conllevan prácticamente siempre una carga emocional. Perder el olfato va mucho más allá de no disfrutar de un Gran Reserva, o del Chanel nº5.

Desde un punto de vista práctico a veces tengo dificultades para solventar problemas sencillos. Es un reto adivinar cuándo la ropa necesita un lavado urgente. Una vez un gato se coló en mi habitación, orinó dentro de mi maleta y me puse mi camiseta favorita sin advertir nada. Tuvo que pasar un buen rato hasta que alguien me avisó de que algo no iba nada bien. A pesar de todo me siguen cayendo bien los gatos, no soy rencorosa.

En más de una ocasión he tirado comida porque su aspecto no terminaba de convencerme, o sencillamente porque no podía recordar cuántos días llevaba en la nevera. Otras veces (creo que por fortuna pocas) he comido cosas en mal estado que aún tenían buena pinta. Creo que el estado de la comida es lo que más inseguridades me causa. Tengo suerte por no haber perdido el sentido del gusto y tampoco el apetito, aunque sí he notado que comer ya no es una actividad tan placentera, pues los sabores se perciben atenuados. Me alegra mucho en cualquier caso seguir pudiendo paladear mis platos favoritos, y para mi alivio he descubierto que aun desprovisto de olor, el café es una bebida reconfortante.

He procurado no volverme demasiado paranoica ni obsesiva con el miedo a sufrir un accidente doméstico, y en general me las apaño bien. Tampoco me da vergüenza pedir ayuda cuando creo que la necesito. En ese aspecto, creo que mi deficiencia no es muy diferente de la de alguien que, por ejemplo, se orienta muy mal, o no habla la lengua del lugar en el que vive, o es daltónico. Te inventas trucos y estrategias para minimizar el impacto. O te resignas a saber que de vez en cuando meterás inevitablemente la pata.

Creo que no conozco personalmente a más anósmicos, pero al principio, movida por la curiosidad, solía buscar testimonios de otras personas en Internet. También he preguntado directamente a más de un experto. Algunas personas con trastornos del olfato desarrollan ansiedad social, o incluso depresión. Tienen un miedo más allá de lo razonable a resultar malolientes para el resto y se duchan obsesivamente. Otros sufren vergüenza por su condición y no se atreven a reconocer ante los demás que son anósmicos. Es bastante fácil (y a veces tentador) simular que todo va bien y así no tener que enredarte en explicaciones. Yo solo recuerdo haberlo hecho una vez. No es que me lo haya propuesto deliberadamente, es solo que me parece ridículo fingir, y todavía aún más absurdo darle a este asunto un tratamiento estigmatizante u oscurantista.

Solo hago mi particular confesión cuando considero que viene a cuento, y la respuesta suele ser positiva, a medio camino entre la comprensión y una educada indiferencia. Aunque no siempre. Ha habido personas que me han soltado cosas tan descabelladas como que “no pasa nada, porque al haber perdido un sentido los otros cuatro se potencian” (sic), o que bueno, perderme el hedor de los baños públicos es una suerte y no debería quejarme tanto (para ser honestos, esto último me lo suelen decir en tono de broma, y como tal lo asumo). En cuanto a la primera afirmación, me veo en la obligación de aclarar que desde que perdí el olfato no he notado que sea capaz de escuchar ultrasonidos ni he desarrollado rayos X en los ojos. Por algún motivo, también hay personas que me miran como si fuera extraterrestre o parecen no creerme. Al fin y al cabo, mi discapacidad es invisible por completo. Prefiero dejarlo estar: discutir nunca ha estado entre mis actividades favoritas.

Una de las cosas más negativas que he descubierto es que hay gente que se siente legitimada para explicarte cómo te debes sentir ante tu propia pérdida, o la minusvaloran alegremente sin detenerse a pensar en el grado de impacto que tiene. Sospecho que pasará en todos los ámbitos de la vida, claro, pero yo lo he aprendido a raíz de mi anosmia. Siempre hay una minoría de personas dañinas que no pueden resistirse a dar su opinión sobre cualquier tema. Cada vez se me da mejor ignorarlos.

Intuyo que para los anósmicos de nacimiento, el olor será algo así como el color ultravioleta o los infrasonidos: has escuchado mil referencias sobre ellos, pero son imperceptibles para el ojo y oído humanos, y por tanto no condicionan demasiado tu día a día. Para mí la vida se divide en dos grandes bloques. Hasta los 22 años las cosas tenían olor, estaban completas. De ahí en adelante me acompaña esa tibieza tan siniestra de la que antes hablaba. Tengo que rellenar los huecos porque soy consciente de que me falta información.

Algunos anósmicos definen la vida sin olor como ver en blanco y negro. Me parece una comparación lícita, pero creo que no la comparto. El mundo sigue teniendo colores espectaculares, soy yo la que se siente ausente de él. Esto me sucede con frecuencia. He tenido que buscar maneras de no distanciarme de lo que ocurre a mi alrededor, o de mis propios recuerdos. El olor te ayuda a mantener el contacto con la realidad, a sentirte involucrada. Trae a la memoria recuerdos antiguos. Te pone en alerta cuando algo no va bien, te relaja o te anima según la ocasión. Sin ese “hilo musical”, a veces siento que me cuesta ubicarme, como cuando se apaga la música de fondo de un restaurante y antes de ser consciente de qué ha pasado, ya sabes que van a cerrar.

Las flores del parque que estoy atravesando bien podrían ser de plástico. Veo la tierra oscurecida por el agua, el aire fresco me sopla en la cara, pero no siento que hubiera llovido. Falta algo. La huelga de basureros parece de atrezo. El abrazo apresurado de un niño pequeño, impaciente por irse a jugar, no deja nada más tras de sí. Tampoco la agonía y la enfermedad huelen a nada, aunque puedas ver cómo te rodean en un hospital anticuado y sofocante. La vida y la muerte presentadas con absoluta asepsia, como cuando las ves a través de una pantalla. En eso consiste ser anósmico.

No quisiera terminar mi relato con tanto dramatismo. En general, a mis 28 años, me considero una persona bastante feliz, y tengo mil y un recursos para paliar mi deficiencia. Sí que me gustaría que hubiera más investigación sobre la anosmia, que se conociesen mejor cuáles son las implicaciones, tanto a nivel práctico como emocional, de este tipo de disfunciones. También me gustaría decirles a otros anósmicos que no sientan vergüenza de hablar de lo que les pasa, de pedir ayuda, o de explicar cómo se sienten, especialmente si por cualquier motivo no se están sintiendo bien.

La vida es lo bastante hermosa para seguir siendo intensa incluso percibida solo con cuatro sentidos.

 

 

 

Grupo Nuevo Mundo + Salud. Fuente: Verne

Lea Más
NoticiasSalud

Hoy celebramos el Día Mundial sin Tabaco

cigarro2

El Día Mundial sin Tabaco tiene el propósito fomentar la abstinencia cigarrillo durante 24 horas alrededor todo el mundo.

Recientemente varias instituciones se reunieron para dar un nuevo paso contra este producto que afecta a miles de personas diariamente.

Jóvenes guatemaltecas clasifican por primera vez a un mundial de Baloncesto

Diversas entidades que se oponen al consumo de tabaco se manifestaron advirtiendo el daño que el consumo de este producto lleva a la población, así mismo solicitaron que se aplique un nuevo impuesto a este producto con el cual disminuiría el consumo y evitaría enfermedades.

Según un médico activista, Miguel Garza, en los últimos años ha habido obstáculos originados en el Congreso de la República.

Estudios realizados por la Organización Panamericana de la Salud revelaron que el tabaco mata a más de 6 millones de personas de las cuales 5 millones son no fumadoras.

Redacción: Grupo Nuevo Mundo + Noticias

Lea Más
Salud

El virus del Zika se propaga por todos los países de América

56a5f12ac36188d6128b45d9

 

“Existen dos razones principales para la rápida propagación del virus. La población de las Américas no se ha enfrentado previamente al Zika, y por lo tanto, no tiene inmunidad contra el virus. En segundo lugar, el principal mosquito vector Aedes aegypti está presente en todos los países de la región, a excepción de Canadá y la parte continental de Chile”, indica la OMS.

En este contexto, la Oficina Regional para las Américas predice que “el virus del Zika, al parecer, llegó a todos los países y territorios de la región, donde se han encontrado Aedes aegypti”. Según los expertos, la participación de los mosquitos en la transmisión del virus, “está documentalmente confirmada”, mientras que otros modos de transmisión “son limitados”, indica la OMS, citada por TASS.

Por qué los gobiernos latinoamericanos instan a ‘prohibir’ embarazos

La enfermedad es altamente peligrosa para las mujeres embarazadas. Las mujeres infectadas con esta rara enfermedad durante el embarazo corren riesgo de tener bebés con malformaciones congénitas e incluso puede producir la muerte de los recién nacidos.

Las mujeres que planean viajar a las zonas donde circula el virus del Zika deben consultar a personal médico antes de viajar y a su regreso, ha advertido la OMS.

En Brasil se han registrado 2.700 casos de defectos de nacimiento sospechosos de haber sido causados por infecciones por el Zika. Por la grave situación que se ha desarrollado, las autoridades de ese país han instado a las mujeres en edad fértil a evitar quedar embarazadas.

¿Qué es el Zika?

El virus del Zika es similar al dengue y chikungunya y se transmite a través de la picadura de mosquitos tropicales. Los síntomas de esta rara enfermedad son muy leves: erupción cutánea, dolor de cabeza, muscular y en articulaciones, además de fiebre. No existe tratamiento ni vacuna contra esta enfermedad, por lo que los médicos simplemente trabajan en controlar y aliviar los síntomas.

Los primeros casos del virus del Zika se presentaron en mayo del año pasado en Brasil pero se ha propagado rápidamente por casi toda América Latina, causando un gran brote en varios países de la región, siendo Brasil y Colombia los más afectados.

56a5f0afc361889b128b45f4

 

Lea Más
Salud

Un implante flexible consigue hacer andar a ratones paralíticos

190925-822-480

Colocar un dispositivo electroestimulador bajo la envoluntura que protege el sistema nervioso es una de las técnicas que actualmente ayudan a tratar las lesiones de médula espinal. La inconveniencia de esta técnica es que al ser prótesis rígidas provoca cicatrices, inflamación y rechazo tras pasar apenas unas semanas desde su colocación.

 

Ahora, un grupo internacional de científicos, liderados desde la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL) en Suiza, ha conseguido crear una nueva prótesis, completamente elástica, que permite estimular la médula cuando ésta está dañada y lograr la recuperación de movilidad en las extremidades. El experimento ha sido probado con éxito en ratones paralíticos, ya que tras el implante, consiguieron volver a caminar con normalidad.

 

Esta prótesis elástica y flexible (tan maleable como un tejido vivo), una vez implantada en la médula espinal, se estimula eléctrica y químicamente y ha sido bautizada como “duramadre electrónica” (e-Dura). Las ventajas de e-Dura, es que no provocan ninguno de los efectos secundarios de las prótesis rígidas, incluido el rechazo. En el experimento con ratones, a los dos meses de la intervención, los roedores no presentaron ningún tipo de rechazo. Además los investigadores están convencidos de que este dispositivo podría funcionar en los seres humanos por un período de 10 años.

 

“Nuestro implante e-Dura puede permanecer durante mucho tiempo en la médula espinal o la corteza cerebral porque tiene las mismas propiedades mecánicas que la duramadre; y esto abre nuevas posibilidades terapéuticas para los pacientes que han sufrido traumatismos o trastornos neurológicos, en particular para aquellos que quedaron paralizados después de una lesión medular” explica a Sinc Stéphanie Lacour, coautora del estudio.

 

El trabajo, que ha sido publicado en la revista Science, aclara que este hallazgo podría servir no solo como ayuda a los pacientes con médula espinal dañada, sino a personas con párkinson, con epilepsia o incluso como terapia contra el dolor.

Lea Más
Salud

People’s Choice Awards 2016: las lágrimas de Vin Diesel al recordar a Paul Walker

rs_560x415-160106190119-560-vin-diesel-mv-1616

Quienes siguen de cerca los numerosos rodajes de la saga de Rápido y furioso sabrán que el elenco ha logrado consolidarse como una gran familia. Por lo tanto, cuando se dio a conocer el fallecimiento de Paul Walker , el golpe fue durísimo para todos sus compañeros. Vin Diesel es uno de los que siempre recuerda al joven actor y anoche, en el marco de los People’s Choice Awards, no fue la excepción. El protagonista de Rápidos y furiosos 7, al recibir el premio a la mejor película, le cantó a Walker “See You Again”, tema central del film que tiene una gran carga simbólica y que fue nominado a los Globos de Oro. “Ha sido un largo día sin ti, mi amigo y te lo diré cuando te vuelva a ver”, entonó el actor, no pudiendo contener las lágrimas y haciendo emocionar a todos los presentes.

https://youtu.be/ACCGGOgfDn4

Lea Más
Salud

Cuáles son los efectos negativos de consumir alcohol en personas mayores de 40 años

Mujer bebedora

Si no se ha preguntado aún por qué a la gente de mediana edad le dura más la resaca después de una noche de copas y cómo el alcohol puede llegar a empeorar su salud, debería leer este estudio.

Las consecuencias de la ingesta de bebidas alcohólicas afectan a todo el organismo humano en general, desde los intestinos hasta el corazón, pasando por los vasos sanguíneos hasta llegar a la piel. Los órganos que metabolizan el alcohol encogen a medida que una persona envejece, por lo que el alcohol llega a permanecer más tiempo en el cuerpo.

Esto explica los casos en personas mayores de 40 años que sufren los síntomas de la resaca durante dos días o más, consecuencia del descenso de agua y fluidos corporales por la deshidratación cada vez mayor del organismo con los años. Un estudio publicado por el diario digital New Zealand Herald analiza qué efectos negativos puede ocasionar el alcohol en gente que ha alcanzado la mediana edad.

Alguien que ha alcanzado los 40 años siguiendo un estilo de vida de consumo de alcohol ocasional es propenso a que este ocasione daños cerebrales, que se representen con síntomas de depresión, mal humor y ansiedad, incluso llegando a ocasionar demencia.

También, el beber alcohol de forma habitual, sumado a la deshidratación producida por la edad, puede provocar enfermedades de piel como la rosácea, además de la caída de piel e hinchazón alrededor de los ojos.

Otras consecuencias negativas son el sobrepeso y el aumento del peligro de sufrir enfermedades del hígado, como la cirrosis, así como de elevar las posibilidades de sufrir ataques cardíacos, puesto que el alcohol aumenta la presión sanguínea afectando la capacidad de bombear sangre del corazón.

A partir de los 40 años de edad los casos de cáncer más comunes relacionados con el consumo de alcohol son los de boca, de esófago, de mama y de garganta. Además, los amantes de la bebida se ven afectados en su fertilidad, tanto en hombres como mujeres, pues se reduce la calidad y cantidad del esperma, los niveles de testosterona, y crece la probabilidad de aborto involuntario.

Alertan-incremento-jovenes-toman-exceso_MILIMA20150513_0011_8

 

Lea Más
Salud

Cuatro genes que ayudan a vivir más de 100 años

151218153751_centenarians_birthday_getty_624x351_getty_nocredit

Casi todos soñamos con vivir hasta los 100 años, pero sólo lo logra un grupo muy pequeño de personas. ¿Cuál es el secreto?

Las posibilidades de alcanzar esta edad aumentan significativamente debido a 4 genes cuya asociación con la longevidad ha sido descubierta recientemente.

Un equipo de científicos de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, estudió el genoma de ancianos de más de 100 años y concluyó que todos ellos tienen en común estos cuatro genes.

El profesor Stuart Kim, quien dirigió el estudio, le dijo a BBC Mundo que “estos cuatro genes aparecieron claramente durante la investigación en la población estudiada”.

Así, “está claro que hay una asociación directa entre la presencia de estos genes y la posibilidad de llegar a ser un anciano de más de 100 años”.

¿Como se llegó a esta conclusión?

Investigaciones anteriores habían estudiado variaciones genéticas asociadas a la longevidad.

Y sólo un gen, llamado APEO, salía de forma constante. Pero esto no arrojaba resultados concluyentes.

El año pasado, el propio Kim publicó un estudio que analizó el genoma completo de 17 ancianos de más de 110 años y lo comparó con el del resto de la población.

Pero el estudio no arrojó resultados que explicaran por qué los supercentenarios son diferentes del resto de la población.

En esta reciente investigación, el equipo de la Universidad de Stanford estudió una muestra de 800 centenarios y 4.500 personas de 95 años.

“Pero además, adoptamos un enfoque diferente”, explicó Kim.

“No estudiamos el genoma completo de esas personas sino sólo los genes que están asociados al desarrollo de enfermedades”.

Y su búsqueda dio resultados: la investigación determinó que los centenarios tienen una variante de cuatro genes que aumentan sus posibilidades de alcanzar tan avanzada edad.

“Lo que mostramos es que llegar a ser un centenario se debe en buena medida al hecho de que se tiene menos riesgo de desarrollar enfermedades, y por lo tanto más probabilidades de alcanzar una edad tan avanzada”, señaló el investigador.

Y “encontramos esto en una muestra de ancianos en Nueva Inglaterra en Estados Unidos y lo mismo en centenarios en Italia, por ejemplo. Eso nos da garantías de que es un resultado confiable”.

El descubrimiento es clave para establecer las causas de por qué envejecemos.

“Qué nos hace envejecer es una de las preguntas que han fascinado a muchos por muchos años y este es el primer estudio que nos ofrece una aproximación sobre qué está detrás de un envejecimiento exitoso”.

Pero también puede ayudar a encontrar fórmulas para combatir enfermedades de la tercera edad.

“El principal factor de riesgo de desarrollar cáncer o enfermedades cardiovasculares es el envejecimiento. Asi que una forma de combatir estas enfermedades es reducir el envejecimiento”.

Además, “tratar de entender por qué más personas mayores desarrollan estos males en comparación con la población joven puede ser una buena forma de reducir la incidencia de enfermedades”.

Lea Más